Usted está aquí

Artículo

Enf. Anest. Vol.5 Nº 1 2020
Influencia del procedimiento anestésico empleado sobre el gasto de material fungible en el Complejo Asistencial Universitario de León

Influencia del procedimiento anestésico empleado sobre el gasto de material fungible en el Complejo Asistencial Universitario de León

Enferm. anest.-reanim. ter. dolor (Internet) Vol.5 nº1 2020 / ISSN: 2529-9670

De Mena Mogrobejo, M.A.1; Ferrer Cerón, S.2; García Fernández, M.L.2; Jorquera Plaza, F3; Diez González M.C.4.

1. Enfermero de Anestesia, Complejo Asistencial Universitario de León, León, España.

2. Anestesista, Complejo Asistencial Universitario de León, León, España

3. Digestólogo, Complejo Asistencial Universitario de León, León, España.

4. Enfermera de Quirófano, Complejo Asistencial Universitario de León, León, España.

Contacto: miguelangel.demena@gmail.com

RESUMEN

Objetivo principal: Valorar que factores influyen en el gasto del material fungible en el procedimiento anestésico que se emplea en cada intervención. Metodología: Es un estudio prospectivo, observacional y descriptivo, en el que se recogió información sobre los materiales fungibles utilizados durante el proceso anestésico. Resultados principales: el gasto de material fungible es diferente dependiendo del lugar de especialización, siendo los/as anestesistas menores de 35 a los que mas gastan. Sobre el “Gasto Total” no influye el tipo de intervención. El mayor gasto de material fungible se realiza en el “Grupo de Monitorización”. Conclusión principal: La utilización de material fungible está sometida a la variabilidad individual de los profesionales que intervienen en el procedimiento anestésico, independientemente del tipo de intervención. Palabras clave (descriptores MeSH/DeSC): anestesia, gasto, material fungible, proceso anestésico, procedimiento anestésico.

ABSTRACT

Main objective: To assess what factors influence the expense of fungible material in the anesthetic procedure used in each intervention. Methodology: It is a prospective, observational and descriptive study, in which information was collected on the fungible materials used during the anesthetic process. Main results: the expense of fungible material is different depending on the place of specialization, with anesthetists under 35 being the ones who spend the most. The type of intervention does not influence the “Total Expense”. The highest expendable material expense is made in the “Monitoring Group”. Main conclusion: The use of fungible material is subject to the individual variability of the professionals involved in the anesthetic procedure, regardless of the type of intervention. Keywords: anesthesia, expense, fungible material, anesthetic process, anesthetic procedure.

INTRODUCCION

En el Complejo Asistencial Universitario de León (C.A.U.L.E.), como en otros hospitales, se usan diferentes procedimientos anestésicos en intervenciones similares. Esto quiere decir que, ante un mismo tipo de intervención, el tiempo de anestesia, y material fungible empleado para su inducción y mantenimiento son muy diferentes. Ante la variabilidad detectada nos planteamos diseñar algún tipo de intervención para que el gasto en los diferentes procesos anestésicos fuera mas homogeneo1 y que no dependa tanto de los profesionales que realizan el procedimiento anestesico2 si no que dependa más de los factores intrínsecos del paciente.

Y es que estos procedimientos anestésicos han demostrado su eficacia y seguridad. Pero ¿cuáles son las razones de esta variabilidad? En principio son debidas a causas en las que no podemos influir, inalterables, como el tipo de paciente o de intervención, disponibilidad en el centro de fármacos y fungible y, por otra parte, a otras en las que si podíamos actuar, como podrían ser las costumbres o formación de los profesionales entre otras, que intervienen en dicho procedimiento3.

Para llevar a cabo las diferentes intervenciones que se realizan a diario en nuestros hospitales, se usan múltiples procedimientos anestésicos que dependen del criterio del anestesista. Esto hace que, para una misma intervención, la anestesia empleada, así como las diversas técnicas que se puedan utilizar para su mantenimiento (punción arterial, punción venosa periférica o central, monitorización de constantes, nivel de profundidad anestésica, nivel de relajación, etc.) sean muy heterogéneas. Esto hace que el gasto de material fungible empleado en cada intervención sea muy dispar.

Partiendo de esta base, hemos realizado un estudio en el que se contabiliza la cantidad y precio del material fungible empleado, dividido en varios grupos. Se han valorado las distintas variables registradas del paciente, del anestesista, así como el tiempo del procedimiento, tipo de anestesia y tipo de intervención.

Antes de continuar, debemos de aclarar algunos los conceptos a los que nos referimos en el artículo:

• Proceso anestésico: fase preoperatoria, intraoperatoria y postoperatoria.

•  Procedimiento anestésico: las técnicas que utiliza cada anestesista para realizar el proceso anestésico.

•  Material fungible o desechable: aquel material de uso habitual, que solo se utiliza una vez o de duración corta en el tiempo por su uso.

Decir también que se realizo una búsqueda bibliográfica con las Palabras Clave del estudio en bases de datos como Google Académico, PubMed, Scielo y Cuiden

OBJETIVO

Valorar que factores influyen en el gasto del material fungible en el procedimiento anestésico que se utiliza en cada intervención.

Contabilizar la cantidad y precio del material empleado para cada procedimiento

Mediante este estudio de Investigación en Salud, se pretende contabilizar la cantidad y precio del material empleado dividido en cinco grupos, valorar las distintas variables registradas del paciente y del anestesista, así como el tiempo del procedimiento y el tipo de anestesia.

MATERIAL Y METODO

Este estudio fue aprobado por el Comité Ético de Investigación Clínica de León. Forma parte de otro mas amplio titulado “Análisis del uso de los diferentes procedimientos anestésicos en el C.A.U.L.E.”.

Es un estudio prospectivo, observacional y descriptivo. Se diseño un instrumento para la recogida de datos “Formulario de recogida de datos” (Anexo I), de 51 ítems y de elaboración propia, en el que se seleccionaron múltiples variables como los materiales fungibles utilizados durante el proceso anestésico (cantidad y precio dividido en 5 grupos), variables del paciente, sobre algunas variables que presentan los/as anestesistas (edad, lugar de formación, etc.), tipo de intervención, tiempo del procedimiento, especialidad,  tipo de anestesia, etc.

Los materiales fungibles se dividieron en 5 grupos: Monitorización, Ventilación, Vías y sondas, Material para la Administración de Medicación y Otro Material

Los datos recogidos, que figuran en el “Formulario de recogida de datos”, los recolectaron las anestesistas y enfermeras autoras de este estudio, además de otras enfermeras colaboradoras.

El “Formulario de recogida de datos” se cumplimento en los 177 procesos anestésicos que surgieron durante los meses de febrero y marzo de 2017 (del 1 de febrero al 17 de marzo). Se recogieron en todos pacientes de forma consecutiva de los seis quirófanos donde realizan su trabajo los profesionales que participaron. Estos pacientes fueron intervenidos de patología relacionada con nueve especialidades: Neurocirugía, Traumatología, Cirugía Maxilofacial, Cirugía Vascular, Ginecología, Urología, Cirugía Plástica, Otorrinolaringología y Cirugía General. Ningún proceso se excluyó del estudio.

El tipo de intervención se catalogó dependiendo del grupo anestésico en que estuviera enmarcada (grupos del 1 al 6), siguiendo el criterio de la Clasificación Terminológica y Codificación de Actos y Técnicas Medicas de la Organización Medico Colegial4.

Como ya hemos dicho, por cada intervención se realizó un “Formulario de toma de datos” (Anexo I) y la información se traslado a una base de datos en formato Excel (Anexo II), que como se puede comprobar, hay mas ítems que en el Anexo I: estos fueron recogidos solamente por uno de los autores para que en la ficha no figuren filiaciones que pudieran identificar a anestesistas o pacientes y proteger así su anonimato. En definitiva, el estudio consta de 51 ítems y todos los casos recopilados fueron validos ya que tenían recogidos mas del 95 % de los ítems solicitados.

La información recogida se analizo utilizando el programa SPSS bajo Windows VS 20. 0.

RESULTADOS

De los 177 pacientes del estudio, 100 fueron mujeres y 77 varones (Fig. 1), con una edad entre 18 años y 93 años y una edad media de 59,4 años.

Según la especialidad, se realizaron 13 intervenciones de Cirugía Plástica, 18 de Cirugía Vascular, 20 de Cirugía General, 25 de Neurocirugía, 28 de Urología, 50 de Traumatología, 6 de Cirugía Maxilofacial, 12 de Otorrinolaringología y 5 de Ginecología (Fig. 2).

 

El grupo de material fungible en el que se produzco mas gasto fue en el de "monitorización”, con 23,11 €/intervención. El 77% del gasto total se debe al consumo de los sensores de SatO2 y de índice biespectral (BIS)5. El de menos gasto fue "otro material”, con 0,91 €/intervención (Tabla 1).

El gasto total medio de material fungible por procedimiento fue de 48,80 €/intervención.

Es significativo el gasto en "otro material" (p= 0,012), gastando el doble los anestesistas, aunque solo sean el 28,5%. Las anestesistas sobresalen en el tiempo de intervención y gastan casi el doble en "monitorización”. En el resto de los grupos no es significativo.

Respecto al tipo de intervención, es normal que sea significativo en el resto de los grupos por la gran diferencia que existe entre los grupos anestésicos.

El grupo de anestesia con más procedimientos fue el grupo 3 con un 34,46 % seguido del grupo 5 con el 29,38 % y además fueron los que más gasto realizaron y en ese orden: el 55 % del total.

Participaron 25 anestesistas del sexo femenino y 10 del masculino, alguno en varios procedimientos: en 137 casos participaron anestesistas de sexo femenino y en los 40 casos restantes, de sexo masculino (Tabla 2).

 

Respecto a los/as anestesistas, decir que tenían una edad menor a 50 años el 85,70 %. Y con respecto a la edad, vemos que los que mas gasto realizaron a nivel general son los menores de 35 años y los que menos, los mayores de 50 años. Donde mas sobresalen es en “monitorización”, gastando mas del doble que los mayores de 50 años. En “ventilación” gastan mas lo/as que se encuentran entre 35 y 50 años.

Hay que apuntar que, aunque son el 3,3 % los/as anestesistas que realizaron la especialidad en Navarra, son los/as que mas gasto total realizaron, el 40 % del total. Los/as menos consumen son los/las que se formaron en Cantabria, que, a pesar de ser el 22 % del total, solo consumen el 17 %. Los/as que hicieron la especialidad en León, el 57,14 %, consumen el 20 % estando solo por detrás de Navarra.

CONCLUSIONES

Dependiendo de donde se haya hecho la especialidad el/la anestesista, el gasto de material fungible es diferente por lo que la formación del profesional es una variable que influye en el gasto.

La edad que tiene el/la anestesista influye en el gasto: cuanta mas edad, menos gasto, gastando mas los menores de 35 años.

El “Gasto total” parece no depender del “Grupo Anestésico”, o sea, del tipo de intervención, ya que el gasto fue mayor en el grupo 3 que en el 5 aunque este sea de mayor complejidad.

El mayor gasto de material fungible es el del “Grupo de Monitorización”, y dentro de este, con mas del 77% del total, el gasto en la monitorización de la Saturación de O2 y el BIS.

El análisis de los datos nos confirma que la utilización de material fungible está sometida a la variabilidad individual del profesional o profesionales que intervienen en el procedimiento anestésico, independientemente del tipo de intervención

DISCUSION

Los resultados del estudio nos sugieren que un área de mejora a proponer es el diseño de un Protocolo de Utilización del Material Fungible para que la variable dependiente del profesional no influya o su influencia sea menor en el consumo, gasto, tiempo de quirófano, por que:

Un porcentaje elevado de esa variabilidad se debe a que, al disponer de material fungible abundante, múltiple y sin ningún tipo de control sobre su uso, se utiliza de forma indiscriminada, sin un criterio clínico claro, consensuado y real.

Si no se realiza un protocolo, cada vez se incrementará mas el gasto, ya que los profesionales mas jóvenes son los que mas gastan y son los que van a formar a los/as futuros/as anestesistas.

En el ahorro y uso adecuado de los medios (material, fármacos, etc.), se debe de implicar a todo el personal del área quirúrgica (médicos, enfermeras, TCAEs, celadores, etc.) para evitar gastos inútiles. Todos tienen que participar en la toma de decisiones para estimular el ahorro de manera continua, no solo en un momento temporal ni en un material determinado.

Aunque nos pueda parecer un gasto pequeño por intervención, hay que tener en cuenta que se realizan miles de intervenciones al año y además hay que añadir el gasto de personal que lleva asociado.

Para finalizar, con este estudio queremos animar a que se realicen mas estudios relacionados con el consumo de material puesto que se detectan muy pocos en las búsquedas bibliográficas.

BIBLIOGRAFIA

1.    López Álvarez S. Practica anestésica y contención de gastos. Cir May Amb 2013; 18 (2): 73-74.

2.    Wax Db, Schaecter J. Cost awareness among anesthesia practitioeners at one institution. J Clin Anesth. 2009; 21: 540-50.

3.    de Mena Mogrobejo MA, Suarez García C, Franco Navarro M, Diez González MC, Lozano Valbuena AB, Jorquera Plaza F. Influencia del Procedimiento anestésico empleado sobre el gasto de material fungible en el C.A.U.L.E. Estudio Preliminar. Publicación digital con número de Registro ISBN: 978-84-697-3984-6.

4.    Clasificación Terminológica y Codificación de Actos y Técnicas Medicas por Grupos de Anestesia Reanimación y Terapéutica del Dolor. Organización medico colegial. 2017; 41-126.

5.    Villalonga A. Como ahorrar en anestesia en tiempos de crisis. Rev Esp Anestesiol. Reanim. 2013;60(3):121-123.

ANEXOS