Usted está aquí

Artículo

Enf. Anest. Vol.4 Nº 2 2019
La musicoterapia como herramienta para mitigar el dolor del niño en procesos agudos

La musicoterapia como herramienta para mitigar el dolor del niño en procesos agudos

Enferm. anest.-reanim. ter. dolor (Internet) Vol.4 nº2 2019 / ISSN: 2529-9670

Autor: Alejos Sahuquillo, M1; Fuset Muñoz, M.D.1. Abstract recomendado por dolor.in

1. Enfermera. Hospital General de Valencia. España). 

Contacto: alejos.maria13@gmail.com

 

RESUMEN

 

Introducción y objetivos: Explorar el efecto de la musicoterapia respecto al dolor en pacientes pediátricos durante procesos agudos. Método: Se realizó una búsqueda bibliográfica entre enero y mayo de 2018 en las bases de  datos  PubMed,  LILACS,  CUIDEN  y  BVS  usando  los  descriptores  DeCS  (pediatría,  niños,  dolor agudo, terapia musical,  musicoterapia) y MeSH (pediatrics,  children,  pain, music therapy). Además, se realizó una búsqueda inversa de artículos potencialmente interesantes y se consultaron artículos pertenecientes a las revistas Elsevier y SciELo mediante texto libre. Se obtuvieron 31 estudios. Resultados-discusión: Un estudio  realizado  en pacientes  menores de  18 meses determinó  que a pesar  de  mejorar  en  tres  aspectos  de  la  Modified  Behavior  Pain  Scale,  no  se  obtuvo  mejoría significativa. En los estudios realizados en niños con edades comprendidas entre los 2 y los 6 años con música infantil y clásica mayoritariamente, sí se reflejaron resultados significativamente positivos. En  los  estudios  de  pacientes  entre  6  y  14  años  predominó  la  elección  de  la  música  por  parte  del paciente.  Excepto en un estudio, en el resto se evidenciaron resultados significativamente positivos en la reducción del dolor a través de la musicoterapia. Por último, en dos estudios realizados sobre población  adolescente  sometida  a  procesos de  inmunización  y  test  de alergia,  se  evidenció  que  la intervención sin auriculares resultaba más efectiva. Conclusiones: Los estudios reflejan mayoritariamente resultados positivos en la reducción del dolor al   recibir   intervenciones   con   musicoterapia.   Sin   embargo,   no   se   han   encontrado   directrices categóricas  respecto  a  la  aplicación  de  musicoterapia  en  niños  debido  a  que  los  estudios  son heterogéneos en cuanto a edades, procedimientos e intervenciones.  Palabras clave (MeSH/DeSC): enfermera;  pediatría;  niño;  dolor  agudo;  musicoterapia. Contribución a la enfermería: Este proyecto nace de la necesidad de ofrecer a los niños un cuidado humanizado que nos permita mejorar la calidad asistencial.

 

ABSTRACT

 

Introduction and objective: . To explore the effect of music therapy on pain in paediatric patients during acute processes.  Material and methods: A bibliographic search was conducted between January and May 2018 in the PubMed, LILACS, CUIDEN and BVS databases using the DeCS descriptors (pediatrics, children, acute pain, music therapy, music therapy) and MeSH (pediatrics, children, pain, music music therapy). In addition, a reverse search of potentially interesting articles was carried out and articles from the magazines Elsevier and SciELo were consulted by free text. 31 studies were obtained. Results: A study of patients under 18 months found that despite improving in three aspects of the Modified Behavior Pain Scale, no significant improvement was achieved. Studies in children aged between 2 and 6 with mostly children's and classical music did reflect significantly positive results. In patient studies between 6 and 14 years, the patient's choice of music prevailed. Except in one study, the rest showed significantly positive results in pain reduction through music therapy. Finally, two studies on adolescent populations undergoing immunization and allergy testing showed that intervention without headphones was more effective. Conclusions: Studies mostly reflect positive results in pain reduction when receiving interventions with music therapy. However, no categorical guidelines have been found regarding the application of music therapy in children because studies are heterogeneous in terms of ages, procedures and interventions. Key Words: nurse;  pediatrics; children; pain; music therapy.

 

INTRODUCCION

 

La  música  forma  parte  de  la  historia  de  la  humanidad  desde  hace  muchos  años.  Las  primeras evidencias  del  uso  de  la  música  con  fines  terapéuticos  aparecen  en  el  4000AC,  en  la  cultura mesopotámica1.

 

A  efectos  fisiológicos,  hay  estudios  que  demuestran  que  la  música  es  capaz  de  disminuir  la frecuencia cardíaca,  la tensión arterial,  el dolor,  el estrés,  la ansiedad,  la frecuencia respiratoria,  el consumo  metabólico,  la  actividad  de  las  glándulas  salivales  y  el  consumo  de  oxígeno  de  nuestro organismo; así como aumentar la respuesta inmune1, 2,3. Hay diversas teorías sobre la forma en que lo hace.

 

La  recepción  de  sonidos  provoca  la  estimulación  del  hipotálamo.  Este  activa  las  glándulas  de secreción interna que liberan beta endorfinas y dinorfinas. Estas dos sustancias tienen una estrecha relación con la disminución de la sensación de dolor, ya que provienen de la degradación de grandes moléculas que controlan el dolor4. Además Hauck, en su estudio observó que había una reducción en la actividad delta del cíngulo, lo que daba lugar a la disminución en su percepción5.

 

También  existen  hipótesis  como  que  la  música  modifica  la  actividad  de  las  neuronas  y  genera endorfinas2, 6, 7.

 

Por  otro  lado,  los  diferentes  elementos  de  la  música,  activan  el  tálamo,  el  hipotálamo  y  el  tronco cerebral. Estos procesan la información y elaboran una respuesta que da lugar a la relajación5.

 

A   nivel   psicológico,   mediante   la   música,   las   personas   somos   capaces   de   transportarnos   a experiencias positivas, que nos ayudan a afrontar un acontecimiento doloroso o estresante. De esta forma, podemos crear ambientes de alegría a partir de determinadas canciones7.

 

La Asociación Internacional de Musicoterapia (AIM) la define como “la utilización de la música y/o de sus  elementos  (sonido,  ritmo,  melodía  y  armonía)  por  un  profesional  calificado  (músico-terapeuta), con un paciente o grupo, en un proceso destinado a facilitar y promover la comunicación, aprendizaje, movilización,  expresión,  organización u otros objetivos terapéuticos relevantes,  a fin de asistir a las necesidades físicas, psíquicas, sociales y cognitivas”8.

 

Sin embargo, en la música existen factores extrínsecos e intrínsecos que pueden influir a la hora de su eficacia en la mitigación del dolor como la edad, cultura, personalidad, educación, condiciones de salud aptitudes musicales o la experiencia.  Los elementos de la música son el tiempo,  la armonía, melodía  y  ritmo  y  tienen  también  un  papel  relevante.  Además,  influye  el  modo  de  administración (auriculares,  aire  libre,  altavoces,  en  directo,  grabada),  el  nivel  de  participación  y  la  cantidad  de personas que reciben la intervención (individual o en grupo).5, 6

 

En este marco teórico, se plantea la posibilidad de investigar los efectos positivos que puede tener sobre  el  niño  la  musicoterapia  durante  procesos  agudos  de  enfermería,  con  el  fin  de  mejorar  la calidad asistencial y humanizar el trato con el paciente.

 

OBJETIVO

 

El objetivo  principal es determinar qué  intervenciones son  más adecuadas en el alivio del dolor en niños a través de la musicoterapia.

 

METODO

 

Los   criterios   de   selección   utilizados   para   escoger   los   artículos   de   las   diferentes   búsquedas bibliográficas fueron los siguientes:

 

Búsqueda bibliográfica de artículos preferiblemente entre 5 y 10 años de antigüedad.

 

Estudios en niños de entre 0 y 16 años.

 

Búsquedas basadas en pacientes con intervenciones invasivas.

 

Idiomas: español, inglés, portugués, valenciano e italiano.

 

Se excluyeron los artículos centrados en la musicoterapia en dolor crónico y aquellos artículos que no eran válidos según los criterios de calidad CASPe.

 

La búsqueda se realizó entre los meses de enero y mayo de 2018. Las bases de datos empleadas fueron  PubMed,  LILACS,  CUIDEN  y  BVS  (tabla  1).  En  cada  una  de  ellas  se  usaron  los  tesauros DeCS y MeSH, ya que permiten la terminología común para realizar una búsqueda que proporcione resultados  que  se  ajusten  a  nuestro  objetivo.  También,  se  han  consultado  otros  recursos  como Elsevier o SciELO. Por último, se realizó una búsqueda inversa de aquellos artículos referenciados que por el título podían ser útiles para esta revisión.

 

Los DeCS utilizados fueron: enfermera, pediatría, niño, dolor agudo, musicoterapia y terapia musical. Por  otra  parte,  los  MeSH  han  sido:  nurse,  pediatrics,  children,  pain,  musicotherapy.  Todos  estos descriptores se combinaron entre sí con el operador booleano A

 


 

RESULTADOS Y DISCUSION

 

La intervención se dirigirá en función de la etapa del desarrollo en la que se encuentre el paciente.

 

En la etapa de 0 a 2 años, a través de la interpretación musical en directo acompañada de elementos visuales  como  marionetas,  se  conseguía  una  mejoría  significativa  (p<0.05)  respecto  a  expresión facial, llanto y movimientos. No obstante, a pesar de que los niveles de distrés y dolor mejoraban, no conseguían una mejoría significativa9.

 

Entre  los  2  y  6  años,  tras  la  interpretación  de  música  clásica  durante  30  minutos,  aparece  una reducción significativa en el dolor (p=0’000) respecto al grupo control4.

 

En niños de entre 9 meses y 5 años se observó una diferencia significativa (p=0.001 y p=0.000) en los  niveles  de  ansiedad  en  el  preoperatorio  y  postoperatorio  de  los  pacientes  y  sus  cuidadores, respectivamente10.

 

En otro estudio11   se utilizó música instrumental india aplicada con auriculares en niños de entre 3 y 7 años. La puntuación en el grupo experimental fue menor significativamente (p<0.05), lo que evidencia la distracción en los niños de la sensación de dolor.

 

Niños de 4 a  6 años fueron deleitados con canciones infantiles en directo elegidas por investigadores según  los  gustos  de  los niños  en  vivo,  antes,  durante  y  después  del  proceso  de  inmunización.  Se animó  a  la  participación  activa  de  los  pacientes.  El  nivel  de  estrés  mejoró  significativamente,  sin embargo no aparecieron diferencias significativas en relación al dolor12.

 

En la franja de edad entre los 6 y 14 años se encontró  un mayor número de estudios.

 

En  niños  de  entre  7  y  12  años  sometidos  a  flebotomía  utilizando  cartas  y  canciones  turcas.  La conclusión de este estudio fue que a pesar de existir reducción en los niveles de dolor y ansiedad, esta no fue significativa13.

 

Otro estudio14  incluyó pacientes de entre 7 y 12 años a los que se les practicaba una punción lumbar. Los  niños  elegían  las  canciones  que  querían  que  fueran  reproducidas  en  el  iPod.  Los  resultados demostraron mejoría significativa en la sensación de dolor en el grupo experimental antes (p=0.001) y después  (p=0.003).  Respecto  a  la  frecuencia  cardíaca  también  se  observó  diferencia  significativa (P=0’12). La frecuencia respiratoria tuvo una significación de P=0’009 durante y P=0’003 después.

 

En un estudio con niños de 3 a 11 años que se sometían a colocación de vía intravenosa, el grupo experimental recibió música grabada a través de altavoces15. Se observó una diferencia significativa (p=0.04)  en  la  reducción  del  dolor  en  los  niños  que  formaban  parte  del  grupo  experimental.   Los padres y los profesionales refirieron sentirse más satisfechos con el proceso en el grupo experimental (p=0.03; p=0.02).

 

En  un  niños  de  4 a  13  años,  en  los que  se  realizaba  análisis  de  sangre,  se administró  música en directo.  Se observó una mejoría significativa en la intensidad del  dolor y el estrés antes,  durante y después de los análisis de sangre16.

 

Se   desarrolló   un   estudio   en   el   que   participaron   niños   de   entre   5   y   12   años   sometidos   a venopunción17.  Se  establecieron  dos  experimentales  (EMLA  y  música  instrumental  india).     La sensación  de  dolor  se  redujo  significativamente  en  los  grupos  experimentales.  La  diferencia  entre ambos grupos no era significativa.

 

Ortiz y Velásquez4  diseñaron un estudio cuyos sujetos tenían entre 5 y 17 años. Se observó mayor mejoría significativa en el grupo experimental de 5 a 7 años frente al de 8 a 17 años. No cambios en los grupos de control.

 

En el estudio realizado por Colwell et al.18  se llevaron a cabo tres intervenciones durante 45 minutos en niños de entre 6 y 17 años: escuchar música elegida por los, composición y método Orff-based. Se observaron  cambios  significativos  en  el  dolor  percibido  y  la  ansiedad  (p=0’01)  cuando  las  tres técnicas se aplicaban simultáneamente.

 

Pacientes  de  entre  6  y  18  años  durante  el  postquirúrgico19,  se  distribuyeron  en  tres  grupos  los participantes:  uno  escuchaba  audiolibros  elegidos  durante  30  minutos,  otro  música  con  auriculares durante 30 minutos y el grupo control. Se observó una reducción significativa del dolor en los grupos de audiolibro y música (P=0.04). No aparecieron diferencias significativas entre ambos grupos.

 

En pacientes quemados de 7 a 16 años, los sujetos del grupo experimental elegían una canción y el musicoterapeuta las interpretaba con la guitarra20. Los pacientes podían participar de manera activa. Tras  la  entrevista  con  enfermeras,  padres  y  niños  refieren  de  forma  subjetiva  que  el  dolor  se  ha reducido desde ‘un poco’ hasta ‘muchísimo’.

 

Respecto a los adolescentes se encontraron dos artículos.

 

Jeffs21  en su estudio escogió adolescentes de entre 11 y 17 años que se sometían al test de alergia y los dividió en tres grupos. Dos grupos recibieron intervención con música con auriculares durante 15 minutos  pretest  (uno  de  los  grupos  elegía  entre  una  selección  de  CDs  y  en  el  otro  elegía  el investigador)  y  otro  grupo  control.  Solo  12  pacientes  afirmaron  que  la  música  había  conseguido distraerlos del test, por lo que no se pudo establecer una diferencia significativa.

 

Por último, en el estudio realizado en pacientes de entre 13 y 15 años que recibían inmunoterapia, se establecieron tres grupos22. Uno escuchó música a través de auriculares, otro sin ellos y otro ejerció de  control.  Los  resultados  evidenciaron  que  los  adolescentes  que  habían  recibido  intervención  de musicoterapia  reflejaron  menos  dolor  respecto  al  grupo  control.  La  musicoterapia  sin  auriculares resultó más efectiva.

 

 

CONCLUSIONES

 

La  musicoterapia  es un tipo  de intervención  relativamente  reciente,  por lo  que su  uso todavía  está poco extendido. En una encuesta que se realizó en Michigan, el 62.2% de los participantes reconoció no haber recibido nunca formación sobre el tema, pero el 48.6% reconoció que estaría interesado en recibirla. Además, el 68.3% respondieron que la música debería formar parte del cuidado del niño23. Así pues, existe un interés por parte de los profesionales en conocer esta nueva alternativa, pero sin embargo son pocos los conocimientos que se ofrecen sobre ella, limitando así su uso.

 

No  existen  recomendaciones  categóricas  sobre  la  secuencia,  duración  y  la  frecuencia  de  las intervenciones con música,  pero se reconocen efectos calmantes a partir de los 20-30 minutos por sesión6.

 

Respecto a su efectividad, se ha demostrado que resulta más efectiva si se siguen las preferencias del paciente2.

 

Sin embargo, no hay consenso sobre si aplicarla con auriculares o sin   ellos. Son diversos estudios los que han hecho uso de los auriculares en sus proyectos, obteniendo resultados positivos11,14,18,19. No  obstante,  algunos  estudios  sostienen  que  al  aplicarla  con  auriculares  aísla  a  los  niños  del procedimiento y en ocasiones aumenta el estrés y el dolor 21,22.

 

Tras la revisión de estudios y otras revisiones bibliográficas 24,25,26,27,28,29,30  en las diferentes etapas del niño,  se  ha  observado  que  a efectos generales  la  musicoterapia  ejerce  un  efecto  positivo sobre  la reducción del dolor.

 

Sin embargo es difícil concretar de qué forma debe aplicarse en cada caso, debido a que los estudios son  muy  heterogéneos  en  cuanto  a  edades,  procedimientos  e  intervenciones,  por  lo  que  sería  útil proponer futuras líneas de investigación dirigidas a especificar cómo llevar a cabo las intervenciones con musicoterapia en procedimientos concretos.

 

 

AGRADECIMIENTOS

 

Dª Mª Jesús Vidorreta Martínez de Salinas ; Dª Andrea Sánchez González; Dª Ana Mínguez; Dª Rebeca Martín

 

 

BIBLIOGRAFIA

  

  1. Zengin S et al. Effects of music therapy on pain and anxiety in patients undergoing port catheter placement procedure. Complement Ther Med. 2013; 21: 689-696.
  2. Requena  G  et  al.  Melomics  music  medicine  (M3)  to  lessen  pain  perception  during pediatric prick test procedure. Pediatr Allergy Immunol. 2015: 714-728.
  3. Avers L et al. Music therapy in pediatrics. Clinical pediatrics. 2007; 46(7): 575-579.
  4. Ortiz BY y Velásquez D. Efectos de la musicoterapia en el nivel de intensidad del dolor post  quirúrgico  en  pacientes  pediátricos  en  un  hospital  de  EsSALUD.  Rev  enferm Herediana. 2016; 9(1): 17-22.
  5. Sepúlveda-Vildósola  AC  et  al.  La  música  para  disminuir  la  ansiedad.  Su  empleo  en pacientes pediátricos con cáncer. Rev Méd IMSS. 2014; 52(2): S50-S54.
  6. Kemper KJ & Danhauer SC. Music as therapy. South Med J. 2005; 98(3): 282-288.
  7. De Oliveira LN y Peres C. Cuidados de enfermagem à criança hospitalizada: efeitos da música como terapéutica complementar no cuidar em pediatria. Rev Brasileira Music. 2014; 14(17): 39-55.
  8. Quiroz  J  y  Melgar  AR.  Manejo  de  la  conducta  no  convencional  en  niños:  Hipnosis, musicoterapia,   distracción   audiovisual   y   aromaterapia:   Revisión   sistemática.   Rev Estomatol Herediana. 2012; 22(2): 129-136.
  9. Sundar  S  et  al.  Live  music  therapy  as  an  active  focus  of  attention  for  pain  and behavioral  symptoms  of  distress  during  pediatric  immunization.  Clin  Pediatr.  2016; 55(8): 745-748.
  10. 1Millett  CR  &  Gooding  LF.  Comparing  active  and  passive  distraction-based  music therapy interventions on preoperative anxiety in pediatric patients and their caregivers. J Music Ther. 2017; 00(00): 1-19.
  11. Anurani AA & Umarani J. Effect of music therapy in reducing invasive procedural pain: a quasi experimental study. Int J Recent Sci Res. 2013; 4(5): 553-556.
  12. Yinger   OS.  Music  therapy   as   procedural  support  for   young  children  undergoing immunizations. J Music Ther. 2016; 00(00): 1-28.
  13. Aydin  D  &  Canbulat  N.  Effects  of  music  therapy  and  distraction  cards  on  pain  relief during phlebotomy in children. Appl Nurs Res. 2017; 33: 164-168.
  14. Nhan  T  et  al.  Music  therapy  to  reduce  pain  and  anxiety  in  children  with  cancer undergoing lumbar puncture. J Pediatr Oncol Nurs. 2010; 27(3): 146-155.
  15. Hartling  L  et  al.  Music  to  reduce  pain  and  distress  in  the  pediatric  emergency department: a randomizsed clinical trial. JAMA Pediatr. 2013; 197(9): 826-835.
  16. Caprilli S, et al. Interactive music as a treatment for pain and stress in children during venpuncture. J Dev Behav Pediatr. 2007; 28(5): 399-403.
  17. Balan  R  et   al.   Can  indian  classical   instrumental  music   reduce  pain  felt   during venepuncture? Indian J Pediatr. 2009; 76: 469-473.
  18. Colwell  C  M  et  al.  Impact  of  music  terapy  interventions  (listening,  composition,  Orff- based)  on  the  physiological  and  psychosocial  behaviors  of  hospitalized  children.  J Pediatric Nurs. 2013; 28: 249-257.
  19. Sunita  BS  et  al.  The  effect  of  audio  therapy  to  treat   postoperative  pain  in  children undergoing  major  surgery:  a  randomized  controlled  trial.  Pediatr  Surg  Int.  2015;  31:197-201.
  20. Whitehead-Pleaux A M et al. Exploring the effects of music therapy on pediatric pain: phase 1. J Music Ther. 2007; 44(3):217-241.
  21. Jeffs DA.  A pilot  study  of  distraction  for adolescents during  allergy  test.  JSPN.  2007;12(3): 170-185.
  22. Kristjánsdóttir O & Kristjánsdóttir G. Randomized clinical trial of musical distraction with and without headphones for adolescents immunization pain. Scand. J Caring Sci. 2011;25: 19-26.
  23. Mathur A et al. Knwoeledge and use of music therapy among pediatric practitioners in Michigan. Clin Pediatr. 2008; 47(2): 155-159.
  24. Li  J   et  al.  The  effects   of  music   intervention  on  burn  patients   during  treatment procedures. BMC Complement Altern Med. 2017; 17: 1-14.
  25. Mrázová, M & Celec P. A systematic review of randomized controlled trials using music therapy for children. J Altern Complement Med. 2010; 16(10): 1089-1095.
  26. Lee JH. The effects of music pain: a meta-analysis. J Music Ther. 2016; 00(00): 1-48.
  27. Kim  J  &  Stegemann  T.  Music  listening  for  children  and  adolescents  in  health  care contexts: a systematic review. Arts Psycother. 2016; 51: 72-85.
  28. Bice  AA  &  Wyatt  TH.  Holistic  confort  interventions  for  pediatric  nursing  procedures. 2016; 20(10): 1-16.
  29. Yinger  OS  &  Gooding  LF.  A  systematic  review  of  music-based  interventions  for procedural support. J Music Ther. 2015; 52(1): 1-77.
  30. .Wright J et al. Complementary, holistic and integrative medicine: music for procedural pain. Pediatr Rev. 2013; 34(11): 42-46.